(AP/ Tatan Syuflana, File) (AP/ Tatan Syuflana, File)

Durante décadas los líderes iraníes han prohibido a sus atletas competir contra los israelíes.

Pero eso está cambiando, y no precisamente porque el régimen despiadado de Irán haya sufrido un repentino amor hacia Israel.

Los jugadores profesionales de videojuegos de la República Islámica se niegan a cumplir con la política.

Y cada vez son más los deportistas que se niegan a cumplir con las directrices iraníes.

Donate to Israel