El primer ministro israelí Netanyahu continúa criticando ferozmente el mal acuerdo nuclear de Irán, y explica algunos de los fracasos evidentes y debilidades del mismo.

El día anterior a firmarse el acuerdo, el líder supremo iraní, el ayatolá Jamenei atacó verbalmente a los EE.UU. e Israel, indicando que él no iba a cambiar la política de su país por el «arrogante» Estados Unidos.

Netanyahu responde aquí a esos comentarios, que muestran cómo Irán continuará apoyando el terror en el Medio Oriente. Aunque el camino hacia la bomba puede estar bloqueado temporalmente, asumiendo que Irán no haga trampas, todavía están recibiendo miles de millones de dólares.