Quesos de cabra en Havat Tzuk en Emek Haela cerca de Beit Shemesh. 30 de diciembre de 2003. Foto de Flash90 Foto de Flash90

Related:

Ser Kosher no es fácil; como judío tienes que buscar comida especial y no puedes consumir ciertas cosas.

Fuente: Enlace Judío

Normalmente esta regla o Mitzvá, como se dice en el judaísmo, se enfoca en la carne —ya que requiere un proceso más profundo respecto a los animales que uno come—, pero pocos saben qué es lo que hace que un queso sea Kosher.

 

El queso es importante en el judaísmo, ya que proviene de la leche, una de las materias primas nombrada dentro de los textos judaicos.  “La dulzura de la Torá mana de tus labios, como miel y leche yace bajo tu lengua”; esta es una frase del libro bíblico Cantar de los Cantares, la cual hace una analogía sobre el valor nutrimental que da la leche al cuerpo, así como el Torá al espíritu.

Normalmente se sabe las reglas para que la carne sea considerada como Kosher, pero es raro preguntar sobre el procedimiento para que un queso también lo sea. Por ello, se visitó la planta de quesos Shuky Kosher, ubicada en Tizayuca, a 40 km de Pachuca Hidalgo. En la fábrica productora se encontraba Aharon Choukroun, dueño fundador de Gastronómica Mosaica. Tras visitar su fábrica explicó que para que el queso sea considerado Kosher, también se necesita cumplir con una serie de reglas.

La primera es que la leche provenga de animales que sean Kosher, es decir, rumiantes, con la pezuña partida; la segunda es que esta leche no se mezcle con cualquier otra sustancia que esté relacionada con la carne del animal, debido a la ordenanza de la Torá que prohíbe juntar carne y leche.

Related: