Policías israelíes fueron atacadas en el Monte del Templo por unas decenas de jóvenes musulmanes, horas antes del inicio de Rosh Hashaná – el Año Nuevo judío.

En «honor» a Rosh Hashaná, varios jóvenes palestinos enmascarados atacaron a israelíes con bombas incendiarias, bengalas y piedras. La policía israelí respondió con granadas de gases lacrimógenos, hasta que lograron calmar a las masas violentas.

El objetivo era impedir a los judíos visitar el sitio más sagrado del judaísmo en la víspera del Año Nuevo judío.

Mientras que Israel proporciona acceso completo a los lugares sagrados de todas las religiones, los judíos son a menudo aterrorizados por los musulmanes que hacen todo lo posible para mantener a los judíos lejos de sus lugares sagrados.

Véalo usted mismo a continuación. Es una desgracia que esto suceda de forma rutinaria en la ciudad santa de Jerusalem – la capital de Israel.






Donate to Israel