Por primera vez en más de un año y sólo por tercera vez en 2000 años, una pareja judía hizo sus votos matrimoniales en el Monte del Templo en Jerusalem, el sitio más sagrado del judaísmo.

Tom Nisani, líder de los Estudiantes del Monte del Templo, se casó con otro activista del lugar, Sarah Lurcat, el jueves por la noche en el Monte del Templo, el lugar más sagrado del judaísmo, que está bajo la administración del Waqf (Islamic Trust) jordno.

Bajo la actual administración, los no musulmanes tienen prohibido rezar o mostrar emoción en Har habait, el término hebreo tradicional para el antiguo sitio sagrado de los judíos.

Acompañado por amigos, así como por una escolta policial que para garantizó que no se violen las leyes islámicas contra la oración o ritual judío, Nisani coloca un anillo de bodas en el dedo de su prometida y recitó la bendición del matrimonio. Vestido de manera informal y pronunciando las palabras con indiferencia, como si simplemente conversara para no despertar sospechas.

En declaraciones a la cámara en hebreo, Nisani explicó que él y Lurcat se casaron – según la ley judía, con los dos testigos necesarios – en el lugar más sagrado para el pueblo judío.

Ya que el video se hizo viral, la policía dice que la pareja será investigada y posiblemente no podrñan volver a entrar en el sitio por algún tiempo.

En abril de 2016, otra ceremonia de la boda judía clandestina tuvo lugar en el Monte del Templo, organizado por el rabino Chaim Richman del Instituto del Templo, quien instruyó a todos los participantes qué era lo que tenían que hacer para no llamar la atención de los guardias.

“El Monte del Templo es el centro de nuestras vidas. Somos judíos. Debe ser lo más natural del mundo poder rezar en nuestros sitios sagrados», dijo Richman a United with Israel. “La razón para dar a conocer la historia era para inspirar y animar a los muchos judíos que ascienden al Monte del Templo para potenciar y estimular y para luchar por los derechos judíos en nuestro lugar sagrado».






[donate-es