Artistic Impression of Rachel's Tomb

Men Praying at Rachel's TombA lo largo de la historia antigua y moderna, el pueblo judío ha mantenido una unión física y espiritual con la Tumba de Raquel.

La Tumba de Raquel, situada en las afueras del norte de Belén, a unos 400 metros al sur de Jerusalén, es el tercer lugar más sagrado para el judaísmo después del Monte del Templo y la Tumba de los Patriarcas en Hebrón. Durante los últimos 1.700 años, el sitio ha sido identificado como el lugar donde fue enterrada la matriarca judía, Rachel, y los judíos fueron y son conocidos por ir a rezar en el lugar durante los últimos 3.000 años . Raquel, la amada esposa del patriarca Yaakov, murió durante el parto cuando la familia viajaba a Hebrón.

La Tumba de Raquel en la Biblia hebrea

Según Génesis 35:16-21, “Salieron de Bayt-El, pero cuando aún estaban a cierta distancia de Efrat, Rachel fue a dar a luz. Cuando estaba en su momento más duro, la partera le dijo: “No temas, porque es otro chico para ti”. Pero a medida que expiró su último aliento, mientras se estaba muriendo, nació Benyamin. Así murió Raquel. Fue enterrada en el camino a Efrat – ahora Belén. Sobre su tumba Yaacov erigió un título, que es el pilar de la sepultura de Raquel hasta hoy.

Cuando el pueblo judío enfrentaba o enfrenta penas a lo largo de las generaciones, tradicionalmente son muchos los fieles que van a rezar y llorar por ellos en la Tumba de Raquel, manteniendo la creencia de que sus lágrimas llegarán a Dios. Ella misma no tuvo hijos durante muchos años; por ello, muchas mujeres judías visitan su tumba con el fin de orar para tener hijos, y otros miembros de la comunidad judía que se enfrentan a otros problemas también visitan su tumba. Por lo tanto, como vemos, es el tercer lugar más sagrado para el judaísmo.

Women Praying at Rachel's TombSegún la tradición judía, la matriarca Raquel siempre ha llorado por su pueblo cuando los judíos la necesitaban. Yosef, el hijo mayor de Raquel, fue el primer judío que rezó junto a su tumba. Según el Midrash, Yosef se separó de sus captores temporalmente en el camino a la esclavitud en Egipto y gritó en su tumba: “Madre, mi madre me dio a luz, despierta, levántate y ve mi sufrimiento.” Rachel respondió: “No temas. Ve con ellos, y Dios estará con vosotros. ”

Como Jeremías 31:15-17 dice: “Raquel llora por sus hijos; rehúsa ser consolada, por sus hijos que ya no existen. Así dice el Señor: Reprime tu voz del llanto, y tus ojos de las lágrimas; hay pago para tu trabajo, declara el Señor, pues volverán de la tierra del enemigo.  Y hay esperanza para tu porvenir, declara el Señor, los hijos volverán a su territorio”.

Históricamente, el mundo musulmán considera la Tumba de Raquel como un sitio sagrado para los judíos.

Artistic Impression of Rachel's TombHistóricamente, el mundo musulmán considera la Tumba de Raquel como un sitio sagrado para los judíos. Según un informe elaborado por el Centro de Jerusalén para Asuntos Públicos (Jerusalem Center for Public Affairs), en el Siglo XVI, el historiador árabe, Mujir Al Din escribió que la Tumba de Raquel era un lugar sagrado de los judíos. El autor escribió también que la Tumba de Raquel fue construida con “once piedras y cubierto con una cúpula que descansa sobre cuatro pilares”. El mismo informe del JCPA declara que en 1830, las autoridades turcas otomanas decretaron que la Tumba de Raquel era un sitio sagrado judío”, proclamando, la tumba de Raquel, “la madre de nuestro Señor Joseph”. … Ellos (los judíos) están acostumbrados a visitar desde la antigüedad; y a nadie le está permitido prevenirlos o combatirlos para que no lo hagan”. Otro decreto otomano, de 1831, ordena que todos los obstáculos sean removidos para que nadie entorpezca a los miembros de la comunidad judía que pretendían visitar la Tumba de Raquel.

En 1841, a los cuidadores judíos se les dio la propiedad exclusiva del lugar. Y en 1845, recibió de nuevo el permiso de las autoridades turcas gracias a Moisés Montefiore. Un documento de la ONU de 1949 que documenta los lugares santos en Palestina, también enumera la Tumba de Raquel como un sitio sagrado para los judíos. Dicho sea de paso, no menciona nada de que también sea un sitio sagrado para los musulmanes. Recientemente la tumba de Rachel ha sido atacada físicamente por manifestantes árabes y, culturalmente por los revisionistas históricos antisemitas que falsamente afirman que la Tumba de Rachel era también una mezquita .

Ofrecido en: http://www.jewishpress.com/blogs/united-with-israel/rachels-tomb-a-jewish-holy-site-since-ancient-times/2013/05/22/

Por Rachel Avraham, escritora del equipo de United with Israel