Iran Revolutionary Guard

 Israel debería adoptar un nuevo enfoque estratégico y agresivo para enfrentar esta mayor amenaza, en coordinación con los Estados Unidos y en consultas con Rusia.

La eliminación de Abubaker al Bagdadi es una batalla ganada. Pero ni por asomo es el fin de la guerra eterna. El islamismo sigue ahí, con toda su variada furia. Hace cinco años, Bagdadi fue proclamado (por sus seguidores) califa, es decir, sucesor del profeta Mahoma. Ni siquiera Osama ben Laden fue tan audaz.