Aunque se vista de seda, y los artificiosos afeites lleguen a disimular casi acabadamente los rasgos que le son propios, el BDS es lo que es: un movimiento antisemita que aboga por la eliminación de Israel. 

Se sabía que el silencio en redes de Ben & Jerry’s no iba a acabar bien. La pasada primavera, cuando estalló el último conflicto entre Israel y Hamás, la compañía heladera, que ya era woke antes de que la mayoría de la gente supiera qué era eso de ser woke, fue objeto de presiones feroces por parte del activismo izquierdista para que rompiera con el Estado judío.

Palestinians burn an Israeli flag

Sin la menor duda, la reciente avalancha de peticiones tendenciosas que buscaban la condena de Israel estaban motivadas por el odio a Israel, concretamente por ser el Estado nación del pueblo judío. Por Alan M. Dershowitz No es posible que a los intolerantes que las promovieron y a los tontos útiles que las suscribieron les moviera... Read more »

"Hoy nos encontramos aquí porque hemos elegido la paz por encima de la guerra., la cooperación por encima del conflicto, el bien de nuestros hijos por encima de los malos recuerdos del pasado"