En respuesta al éxito mediático de Israel con la Operación Amanecer, Hamas emitió, luego rescindió, pautas restrictivas para los periodistas que trabajan en la Franja de Gaza el martes.

La Operación «Amanecer» comenzó durante una apertura muy exitosa. Este es un logro inusual: frustrar a los altos funcionarios terroristas durante una realidad tensa, una «sorpresa dentro de las tensiones». A su vez requiere crear una falsa representación de la pasividad, una representación que ha recibido muchas críticas en los últimos días.

Una explosión en el norte de la Franja de Gaza este sábado que acabó con la vida de 6 palestinos, entre ellos niños, fue resultado de un cohete disparado por terroristas que impactó donde las víctimas mortales se encontraban, no por un ataque del ejército israelí, de acuerdo con el gobierno israelí.

Las actividades de Hamás son una prueba de que es una organización terrorista vil que mantiene como rehén a la población de Gaza, que está pagando el precio por sus acciones.