Para los clérigos musulmanes palestinos, la intención de Israel de extender su soberanía a ciertas partes de la Margen Occidental, en especial a los asentamientos judíos en la zona y al estratégico Valle del Jordán, tiene escasa importancia: para ellos, los judíos “no tienen derecho a la tierra palestina, árabe e islámica”.

Los palestinos residentes en Irak padecen discriminación y viven en la miseria, y finalmente han roto su silencio en un intento de llamar la atención del mundo acerca de su sufrimiento.

La batalla de Gaza entre Hamás y Fatah, entre el 10 y el 15 de junio de 2007, con al menos 120 combatientes muertos, ha mostrado ser el mayor desastre estratégico contemporáneo del movimiento palestino.

El grupo terrorista palestino Hamás ha advertido a los gazatíes de que no publiquen fotos de la Franja en las redes sociales.

Medios de prensa, principalmente enfocados en Oriente Próximo, han señalado en los últimos días la posibilidad de un nuevo enfrentamiento bélico entre el ejército israelí y la facción militar del grupo islamista chiita Hezbolá en el Líbano, en lo que parece una nueva escalada de tensiones entre ambas partes.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) demolieron parcialmente, esta semana, la casa de Qassem Shibli, también conocido como Qassem al-Barghouti, en la aldea de Kobar, en el área de Ramallah.