Todo lo que las potencias mundiales le concedan a Irán en un eventual acuerdo nuclear; también será procurado por Arabia Saudita y otros países de la región, desatando el aumento del riesgo de una incontrolada proliferación de la tecnología atómica, advirtió un alto príncipe saudita en una entrevista ofrecida al canal de noticias británico BBC.

“Siempre he dicho que todo lo que salga de esas conversaciones; nosotros vamos a querer lo mismo”, afirmó el príncipe Turki al Faisal, quien anteriormente se desempeñó como jefe de la inteligencia saudita y embajador de Riad en Washington y Londres; pero que actualmente no tiene un puesto oficial.

“Por lo tanto si Irán tiene la capacidad de enriquecer uranio a cualquier nivel, no es solamente Arabia Saudita la que va a pedir eso. Todo el mundo entero se volverá una puerta abierta en esa dirección sin ningún tipo de inhibición, y esa es my principal objeción”, destacó el ex funcionario saudita en lo que se percibe como una crítica demoledora contra las políticas del presidente estadounidense, Barack Obama.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, viajó recientemente a Riad para apaciguar el nerviosismo saudita; pero según la BBC, el reino árabe le ha dicho que el apoyo de Irán a los grupos extremistas chiís, tales como el Hezbollah, están dañando la estabilidad regional.

“Irán ya es un actor perturbador en varios escenarios del mundo árabe, ya sea en el Yemen, Siria, Irak, Palestina o Bahréin”, manifestó el príncipe Turki.

“Por lo tanto terminar con el miedo al desarrollo de armas de destrucción masiva no va a poner fin a los problemas que estamos teniendo con Irán”, apuntó a la BBC.

Fuente: Aurora