(Shutterstock) (Shutterstock)

Las organizaciones terroristas palestinas tienen una larga historia de uso indebido de la ayuda para promover el terrorismo y el antisemitismo, y hay amplia evidencia de agentes terroristas palestinos que se infiltran en los grupos de ayuda y desvían fondos y otros recursos para fines terroristas.

En 2016, Mohammed El-Halabi, gerente de operaciones de World Vision en Gaza, fue arrestado por  canalizar aproximadamente $ 50 millones, el 60 por ciento de los fondos de WV, a Hamas , para construir túneles terroristas e instalaciones militares junto con otras actividades terroristas.

Poco después, el Shin Bet (la Agencia de Seguridad de Israel) arrestó a un «trabajador de ayuda humanitaria» de la Franja de Gaza por explotar su posición en una agencia de las Naciones Unidas para proporcionar asistencia a Hamas. De manera similar, en un acuerdo judicial de Estados Unidos en abril de 2018, la ONG Norwegian People’s Aid admitió haber trabajado con Hamas y otras organizaciones terroristas palestinas en Gaza.

Más recientemente, se reveló que Yasser Murtaja, un presunto periodista asesinado en abril en la frontera con Israel, era un oficial de inteligencia de Hamas que  iba a convertirse en contratista del Consejo Noruego para los Refugiados (NRC).

La NRC, que se describe a sí misma como «una organización humanitaria independiente que ayuda a las personas obligadas a huir», declaró que Murtaja «acordó documentar para la NRC la dura y prolongada lucha que enfrentan los refugiados palestinos en Gaza. El trabajo estaba previsto comenzar el día después de que fue asesinado».

Unidos con Israel

Donate to Israel