The victim arrives at the Jerusalem hospital. (Yonatan Sindel/Flash90) (Yonatan Sindel/Flash90)

Un ataque terrorista palestino tuvo lugar este jueves en una gasolinera en el asentamiento de Eli, en el norte de Judea y Samaria.

Fuente: Enlace Judío

Los servicios de emergencia de Maguen David Adom confirmaron la muerte de dos personas, de 16 y 57 años.

Según las FDI, un terrorista palestino llegó a la gasolinera y abrió fuego, hiriendo de muerte a las víctimas.

Las autoridades pidieron a los residentes del asentamiento de Eli que no salieran de sus hogares luego del atentado.

El terrorista involucrado fue identificado como Muhammad Manasra, un palestino originario de Qalandiya.

Manasra era un oficial en la policía de la Autoridad Palestina y había estado preso entre 2018 y 2019 por delitos de posesión de armas de fuego.

El propietario de un restaurante de hummus en el lugar de los hechos, de nombre Aviad Gazbar, utilizó su arma de fuego para eliminar al terrorista.

Gazbar acababa de regresar de luchar como reservista en la guerra de Israel contra Hamás en Gaza.

Una de las dos víctimas mortales fue identificada como Yitzhak Zeiger, de 57 años, padre de 3 hijos y residente del asentamiento de Shavei Shomron.

Zeiger trabajó como voluntario en la policía, en la organización ZAKA y en la organización Maguen David Adom, y como médico en la comunidad de Psagot, donde vivía.

ZAKA rindió homenaje a Zeiger y lo llamó “un hombre de verdadera bondad con todo su corazón y alma, uno de los veteranos de los voluntarios de ZAKA en el distrito de Judea y Samaria que dedicó su vida al honor de los muertos y dedicó días y noches a garantizar que cada judío tuviera un entierro adecuado en Israel“.

La otra víctima mortal fue identificada como Uria Hartum, de 16 años y originario del asentamiento de Dolev.

Zeiger, que manejaba su vehículo, había dado un aventón a Hartum previo al atentado.