(Shutterstock) (Shutterstock)
Hackers

La guerra cibernética, como algunos la han definido, está afectando a países, gobiernos, empresas y personas individuales, tanto como las guerras convencionales.

En un mundo tan dependiente de la tecnología la intervención criminal en el ciberespacio está desangrando la economía de medio mundo y poniendo en riesgo real la vida de muchas personas.

A pocas horas de que concluyera la “Semana Cibernética en la Universidad de Tel Aviv” un ataque informático global ha afectado instituciones y empresas de muchos países. El foro de seguridad informática en Tel Aviv ha reunido a expertos de todo el mundo, para implementar nuevas estrategias defensivas contra el ciberterrorismo. En la guerra contra el terrorismo informático destaca a nivel internacional el Servicio de Seguridad General de Israel, más conocido como SHABAK. El director de la mencionada agencia de seguridad, Nadav Argaman, había advertido que la estrategia de Israel no es solo defensiva, sino también ofensiva. En palabras textuales Argaman dijo que los piratas informáticos, otra manera de definir a los hackers “deberían estar preparados para posibles sorpresas”. Israel es un referente mundial comprometido con la lucha cibernética de máximo nivel al cual miran gobiernos, países, instituciones, empresas, hospitales, aeropuertos e infinidad de entes públicos y privados, que necesitan urgentemente seguridad en su ciberespacio.

Una vez más Israel ofrece soluciones creativas en la guerra digital. El mundo entero depende de la seguridad informática en todos los ámbitos de gestión. La amenaza que supone un ataque cibernético, para un estado, es de consecuencias impredecibles y los gobiernos bien lo saben, pero no siempre están suficientemente preparados, para enfrentar tal colosal amenaza.

La formación de expertos informáticos es de crucial importancia para todas las naciones, pero Israel es la primera nación, que ha tomado cartas en el asunto con resultados de seguridad contrastados desde hace muchos años. Las herramientas de carácter informático, a la par que las de carácter bélico, desarrolladas por Israel son punteras a nivel mundial. El conocimiento y la experiencia adquirida por Israel en su continuo enfrentamiento contra el terrorismo, sea del nivel que sea, ha preparado al país para defenderse, atacar y ofrecer formación cibernética y militar al resto del mundo.

 

Los informes ofrecidos en la Semana Cibernética en la Universidad de Tel Aviv nos dejan saber que “En Israel hay 600 startup de ciberseguridad” y que “hay abundancia de multinacionales que compran sus productos”. Una inversión rentable para las empresas israelíes en el globalizado mercado internacional de la ciberseguridad, pero especialmente para las empresas que adquieren la formación y la experiencia acumulada por Israel en la mencionada guerra informática.

En la misma conferencia de ciberseguridad en la Universidad de Tel Aviv el ya mencionado director de SHABAK dijo textualmente “Nosotros no sólo nos estamos defendiendo, sino también atacando a los hackers”. La posición de Israel no es meramente defensiva, como ninguna guerra lo es, sino que está atacando a su vez a los hackers que en todo momento y lugar pretenden destruir el espacio de ciberseguridad del Estado de Israel.

Las cifras ofrecidas por la organización de la conferencia de Tel Aviv hablan de unos 270 conferenciantes y una asistencia de más de 7.000 personas, que han participado en el mencionado foro de ciberseguridad. Muchas de las conferencias han sido impartidas a puerta cerrada y en medio de grandes medidas de seguridad, por la transcendencia de los temas tratados.

Las herramientas informáticas ofrecidas por las empresas de seguridad de Israel están activas en infinidad de empresas y demás entes en la mayoría de los países del mundo. Los asistentes y ponentes de la conferencia de ciberseguridad están de acuerdo en que “Israel es el mejor ecosistema posible para la ciberseguridad”.

Tomar en serio la seguridad informática es de vital importancia, para gobiernos, países, instituciones y policía en general, en la lucha contra el cibercrimen de carácter terrorista. Los llamados “lobos solitarios” alimentados por ciertos “estados fallidos o no fallidos” también saben informática. La amenaza que supone el criminal ciberterrorismo no debe ser tratada solo a modo defensivo. La guerra en las redes sociales es cosa de todos aquellos que defienden la Libertad con mayúsculas. La pasividad frente al mal es una cobardía imperdonable, aunque sea en el ciberespacio.

Por José Ignacio Rodríguez

shutterstock_196518893

¡Suscríbete al mejor boletín de noticias sobre Israel en español!

United with Israel publica historias como esta todos los días. Creemos que nuestro trabajo permite tener una visión más equilibrada de Israel. Con tanta parcialidad de los medios anti-Israelíes, necesitamos ser cada día más fuertes para poder hacer frente a tanta propaganda al servicio del terrorismo palestino. ¡SUSCRÍBETE!

Es tu momento.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para asegurarte de que estás obteniendo las mejores y más recientes historias de United with Israel. Juntos podemos hacer la diferencia y ganar la guerra de los medios.

HAZ CLIC AQUÍ PARA SUSCRIBIRTE A NUESTRO BOLETÍN GRATUITO

Donate to Israel