Les presentamos una maravillosa canción de dos de los más grandes: Yaakov Shwekey y Shlomi Shabat. Dos estilos distintos pero que mandan un mensaje clarísimo:

Es la promesa, que sostuvo a nuestros padres y a nosotros mismos
Todos (nuestros enemigos) se unieron contra nosotros para exterminarnos
El santo bendito sea nos salvó
nos salvó de sus manos

Preciosa canción para comenzar el año teniendo confianza en que el Pueblo Judío siempre seguirá vivo.

Donate to Israel