Shutterstock Shutterstock

Israel y el resto de comunidades judías alrededor del mundo manifestaron hoy su pesar por la muerte de la Reina Isabel II.

Fuente: Aurora

«En nombre del Gobierno y el pueblo de Israel, envío mis condolencias a la Familia Real y al pueblo del Reino Unido por el fallecimiento de Su Majestad la Reina Isabel II. Ella deja un legado incomparable de liderazgo y servicio. Que su memoria sea para bendición», señaló el primer ministro israelí, Yair Lapid, a poco de conocerse la noticia.

Por su parte, el presidente israelí Isaac Herzog señaló que «es el final de una era. Junto con el pueblo israelí, lamento su pérdida y extiendo mis más profundas condolencias al pueblo británico y a todas las naciones de la Commonwealth, que han perdido a su matriarca. Mi difunto padre y mi madre tuvieron varias audiencias con la Reina a lo largo de los años. Su cálida bienvenida y su cálida hospitalidad dejaron una profunda impresión a lo largo de generaciones.»

El ayuntamiento de Tel Aviv se iluminó con la bandera británica. El alcalde Ron Huldai la definió como «una de las líderes más importantes e influyentes que el mundo haya conocido. Esta noche todos compartimos el dolor del Reino Unido».

El rabino jefe británico Ephraim Mirvis elogió a la reina como la encarnación de los «valores más nobles» de Gran Bretaña. “Todas las semanas hemos orado por su bienestar, bienestar y sabiduría, y ella nunca nos ha defraudado”, dijo, recordando “la cálida relación” que tenía con los judíos británicos.

“Su afecto por el pueblo judío era profundo y su respeto por nuestros valores era palpable”, añadió.

El Congreso Judío Mundial dijo que las comunidades judías en el Reino Unido y la Commonwealth “han florecido y crecido en paz y seguridad” mientras Isabel fue monarca.

“Ella y su familia eran símbolos queridos de resistencia a la tiranía nazi”, dijo el presidente del grupo, Ronald Lauder, en un comunicado. “La negativa de la reina Isabel a acobardarse ante el mal, sino a luchar contra él con todas las formidables fibras de su carácter, será una inspiración para las generaciones venideras”.

Donate to Israel