Nasrallah está engordando las ganancias por su fructífera red de tráfico de drogas, que se estableció para financiar su terrorismo.

Por: Daniel Siryoti / JNS y United with Israel

El jefe de la organización terrorista Hezbollah, Hassan Nasrallah, ha acumulado un valor personal neto de alrededor de 250$ millones debido a las operaciones globales de contrabando de drogas de su organización, Al-Ittihad , un periódico en árabe publicado en los Emiratos Árabes Unidos, informó el lunes .

Según el informe, que depende de fuentes del gobierno libanés, el alcance de su fortuna se descubrió en el marco de una investigación de la DEA contra Hezbollah, que además de operar como una organización terrorista internacional, lo hace también como uno de los carteles de drogas más grandes del mundo.

Al-Ittihad informó además que debido a las nuevas sanciones económicas impuestas por Estados Unidos a Irán y la reducción masiva del presupuesto de Teherán a Hezbollah, agravada por la pesada carga financiera que implica la participación en la guerra civil siria, Nasrallah ordenó una expansión del las actividades relacionadas con las drogas de la organización, que resultaron en grandes ganancias financieras para Hezbollah y una ganancia inesperada personal para el propio Nasrallah.

Nasrallah, continuó el informe, nombró a sus asociados más confiables para supervisar de cerca las operaciones de contrabando de drogas de la organización.

En febrero de 2016, la DEA dijo que su investigación internacional había revelado que Hezbolá usa el dinero que gana de la venta de cocaína en los EE. UU. y Europa para financiar la compra de armas para su uso en Siria y contra Israel.

La DEA dijo en ese momento que la «investigación en curso abarca el mundo e involucra a numerosas agencias internacionales de aplicación de la ley en siete países, y una vez más destaca el peligroso nexo global entre el tráfico de drogas y el terrorismo».

Los miembros de Hezbolá han establecido relaciones comerciales con los cárteles de drogas sudamericanos, dijo la DEA.

La conexión Terrorismo-Droga

La operación contra Hezbolá es parte del Proyecto Cassandra de la DEA , que apunta a una red global de Hezbollah responsable del movimiento de grandes cantidades de cocaína en los Estados Unidos y Europa.

Esta red mundial fue fundada por el fallecido comandante sénior de Hezbolá, Imad Mughniyeh, quien, según los informes, fue asesinado por Israel en una operación conjunta con la CIA en 2008.

Hezbollah continúa lavando importantes ganancias de drogas como parte de un esquema de lavado de dinero basado en el comercio conocido como Black Market Peso Exchange, dijo la DEA.

El Proyecto Cassandra fue cerrado por el presidente Barack Obama, al parecer para aplacar a Irán, los maestros de Hezbollah, como parte del acuerdo nuclear fallido.

La administración Trump relanzó recientemente la operación de lucha contra el terrorismo y la lucha contra el crimen.

Donate to Israel