Benjamín Netanyahu. Amos ben Gershom / GPO Amos ben Gershom / GPO

Related:

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y el ministro de Finanzas, Bezalel Smotrich, anunciaron este miércoles un plan para combatir el alto costo de vida en el país, informó The Times of Israel.

Fuente: Enlace Judío

“Estos pasos reducirán de inmediato los gastos mensuales de cada hogar en Israel”, dijo Netanyahu, y agregó que debido a que estos son los gastos básicos que afectan a toda la economía, reducir sus costos sería como “poner palos en la rueda de la inflación”, que alcanzó 5.3% a finales de 2022.

Junto a Smotrich, Netanyahu dijo que el plan de cuatro puntos de su gobierno: un congelamiento de un año en el impuesto predial; reducir los impuestos especiales sobre el combustible en 0.10 de shekel por litro hasta fines de 2023, revirtiendo efectivamente el aumento del precio del combustible de 0,09 shekels de enero; reducir el aumento del precio de la energía eléctrica del 8.2% programado para enero a solo el 2.5%; y del mismo modo, reducir el aumento previsto del precio del agua del 3.5 % a solo el 1%.

Calificando el plan como “medidas de emergencia”, Netanyahu y Smotrich prometieron que otras iniciativas, incluida la resolución de la crisis de la vivienda, el cumplimiento de una promesa electoral del Likud de brindar educación infantil gratuita y reformas para disminuir la competencia, acompañarán el proceso de formación del presupuesto.

En medio de la alta inflación, el aumento de los precios de la vivienda y las presiones macroeconómicas, combatir el costo de vida es un tema prioritario para los votantes israelíes y una promesa electoral central de Netanyahu y sus aliados.

Si bien no es un plan integral, Netanyahu dijo que la congelación y las reducciones de los aumentos “ralentizarán el ritmo de la inflación y comenzarán a hacer retroceder la rueda”.

Varios fabricantes importantes anunciaron recientemente aumentos significativos de precios, citando en parte el aumento de los costos de energía. No está claro si esos fabricantes ahora reducirán los precios o obtendrán ganancias inesperadas.

Como medida adicional para ayudar a mejorar el aumento restante del 2.5% en el precio de la energía eléctrica, el primer ministro y el ministro de finanzas dijeron que 300,000 de los más necesitados de Israel recibirán una subvención de 200 shekels (58 dólares) para ayudar a cubrir el aumento de los costos de energía eléctrica.

Además, 100,000 pequeñas y medianas empresas no verán subida de tarifas eléctricas. Los parámetros para determinar este beneficio, y su duración, no fueron revelados.

Smotrich también dijo que a principios de este mes se aumentaron los subsidios estatales para los discapacitados y los ancianos, y se ajustaron los tramos de impuestos sobre la renta, la seguridad social y los impuestos de salud de acuerdo con los aumentos en los salarios y el índice de precios al consumidor. El valor de los créditos fiscales sobre la renta también se incrementó ligeramente, de 223 a 235 shekels.

Donate to Israel