Un maestro beduino israelí de escuela primaria fue condenado a cuatro años de prisión el jueves después de que la Corte de Distrito de Beersheba lo declarara culpable de apoyar al grupo terrorista Estado Islámico y de alentar a sus estudiantes a unirse a sus fuerzas en Irak y Siria.

Muhammad Abu al-Kian, de 28 años, de la ciudad beduina sur de Hura, llegó a un acuerdo con el fiscal de la Oficina del Fiscal del Distrito Sur de Israel en la que se declaró culpable de apoyar a una organización ilegal y de conspiración para cometer un delito.

Según la acusación, además de su papel como maestro, al-Kian también sirvió como predicador en una mezquita local. Él encabezaría reuniones secretas con asistencia de jóvenes de la localidad y para darles a conocer el adoctrinamiento religioso radical del Estado Islámico. Él planeaba formar una célula Estado islámico y viajar a Siria, para unirse a las fuerzas del grupo yihadista.

El tribunal aceptó el acuerdo con el fiscal, diciendo que al-Kian, que no tiene antecedentes penales, expresó su remordimiento por sus acciones. El juez, sin embargo, tuvo en cuenta que al-Kian «abusó de su posición como educador al pronunciar discursos en la mezquita para convencerlos [a los fieles] para unirse a la organización.»

Por: Israel Hayom / Exclusiva de JNS.org

Donate to Israel