Rosh haShaná es también conocido como Yom haDin. Nuestros rabinos dijeron que en el día de Rosh haShaná: kol bae olam oberim lefanav kibne marom "Todos los seres humanos pasan delante del Todopoderoso como el rebaño de ovejas [pasa delante del pastor]"

La atmósfera emocional y espiritual, inseparables por otro lado, se cargan de nubes de esperanza, ilusión y fe cuando llega el maravilloso tiempo de Rosh Hashaná.

Suele pensarse que ello es lo que se celebra en Rosh Hashaná (Año Nuevo judío), pero en realidad lo que se recuerda en esa fecha es la aparición del hombre, el único ser vivo capaz de reconocer y servir a D’s, en el sexto día de la Creación.

El "Shofar", hecho del cuerno de un carnero o de otro animal kosher, se sopla tradicionalmente como parte del servicio de oración de Rosh Hashaná (el Año Nuevo judío), que se celebra en escasos días. Su 'soplido es sin duda es lo más destacado del día.

Según la tradición judía, Rosh Hashaná representa un tiempo para la búsqueda personal y colectiva del alma nacional. A la sombra de los acontecimientos de los últimos meses, este año, aquí en Israel, los dos días de Rosh Hashana serán de reflexión y adquieren por ello, un significado especial.