Su anterior secretario general, Ban Ki Moon, reconoció antes de abandonar el cargo que la organización solía cargar las tintas injustamente contra el Estado judío.

Las telas de arañas venenosas de la ONU. El Secretario General de la ONU el sr. Ban Ki-moon presiona a Israel para que no “convierta” en terrenos estatales unas 234 hectáreas de tierras infértiles, como la mayoría de la tierra de Jericó, en la actual Cisjordania. Indignante.