“Soy de este país, me encanta el país y quiero contribuir”, explicó el sargento Yusef Salutta, un árabe de 20 años del norte de Israel que está en el Batallón de Reconocimiento del Desierto. “Todo el mundo debe alistarse, cualquiera que vive aquí debe alistarse.”

"Al principio mi madre tenía miedo por mi alistamiento. Pero ella ve que me hace feliz, así que ella también está feliz. Ahora anima a mis hermanos a que se alisten. Yo estoy tratando de convencer a mis primos".