El rechazo palestino constante y duradero de todas y cada una de las iniciativas de paz con Israel, más recientemente el "Acuerdo del Siglo", pone en tela de juicio el compromiso de los líderes palestinos no solo con la paz, sino también con el bienestar y la seguridad del pueblo palestino.