El sistema educativo israelí “mostró un avance a la hora de eliminar los estereotipos contra los palestinos, fomentar los valores de la paz y la tolerancia, mejorar la comprensión por el otro