Sin que sirva de precedente hoy voy a reflexionar sobre el tema más desconocido del cual podría un servidor escribir, de fútbol. ¡La afición a Israel es el mejor partido, que juego todos los días!

La ley que facilita la concesión de la nacionalidad española a los descendientes de los judíos expulsados de España, en el aciago año de 1492, nos recuerda los vínculos históricos entre el moderno Estado de Israel y el llamado Reino de España.

Así pues, y finalmente, el Partido Popular bien haría en repasar sus históricas relaciones con Israel fruto del legado del ex presidente Aznar, desempolvarlas e impulsarlas por el bien de todos. Sería una muy mala noticia que las relaciones empeoren.

Se trató de una votación sin carácter vinculante que ni siquiera establece una fecha. El Parlamento español es el tercero en Europa que, tras los precedentes británico e irlandés, aprueba una medida así, y pronto será el francés el que realice una votación sobre el mismo asunto.

El Congreso español debatirá y votará el martes próximo una proposición no de ley que busca instar al Gobierno de Madrid a que reconozca al “Estado palestino” emulando la medida adoptada recientemente por el Parlamento británico y el irlandés, y que se dispone a tomar la Asamblea francesa el 28 de noviembre.