El 30 de enero de 1933 Adolfo Hitler subió al poder, y mientras muchos festejaban en las calles convencidos de que Alemania por fin se recuperaría de la pobreza que había sufrido en los últimos años, muchos otros sintieron pánico tras ver que un fanático extremista iba a comenzar a dirigir al país con sus ideas radicales y racistas.

1940 fue el año triunfal de Adolfo Hitler, pues su avance territorial por toda Europa Occidental consolidó su poder mientras otras potencias se preparaban para contra atacarlo.

El putsch, el primer fracaso de Hitler. 28 de junio de 1919, el majestuoso salón de los espejos en el palacio de Versalles recibe a grandes personalidades de todo el mundo.

Su ideal era construir una raza humana aria en la que no cabían judíos, personas de la raza negra, discapacitados, gitanos, homosexuales, entre muchas otros grupos sociales.