La expresión alemana de Kristallnacht, como La Noche de los Cristales Rotos, no hace en absoluto justicia a los hechos acontecidos durante la noche del 9 al 10 de noviembre de 1938, en Alemania y Austria.