Según el calendario judío, Pésaj es en realidad cuando empieza el año. Oficialmente, el comienzo del año es en Rosh Hashaná, pero en el calendario judío existe también un nivel más profundo, oculto, que detalla nuestro desarrollo espiritual interno.