No se puede cuantificar las veces que alrededor del mundo hemos elevado esta plegaria al Cielo y las veces que la seguiremos vocalizando “Shalu Shalom Yerushalayim” aunque nos surge una pregunta ¿Entendemos profundamente lo que estamos pidiendo?

Moshe German, de 47 años, escapó de un linchamiento el pasado Domingo gracias a que un transeúnte árabe lo sacara a un lugar seguro. Al día siguiente, German volvió a Taibe para agradecer personalmente a Majdi Baloum, el 37-años de edad, el hombre que lo rescató.