El único plan para la paz que aceptarían los palestinos sería uno que facilitara su misión de destruir a Israel y matar a todos los judíos que viven en la región. Nunca aceptarán otro, aunque provenga del profeta Mahoma.

A pesar de todas las desilusiones, las negociaciones de paz fallidas, la incitación palestina a la violencia y el terrorismo islámico que nos rodea, los israelíes nunca han abandonado su esperanza de que un día, se disfrutará de la paz con sus vecinos

Zak Ebrahim, el hijo de un conocido terrorista islámico, ha condenado públicamente a su padre y ha optado por abrazar el camino de la paz. Su padre, el terrorista de Al-Qaeda El Sayid Nossair, es el autor intelectual del primer atentado contra el World Trade Center en 1993, y del asesinato del miembro de la Knesset israelí, Rav Meir Kahane. Hoy, Ebrahim imparte conferencias sobre la tolerancia, la aceptación del "otro" y se pronuncia contra el radicalismo.