Bajo el telón de fondo de las intenciones de Estados Unidos de retirarse de la región y las revueltas desatadas por la Primavera Árabe, el conflicto israelí-palestino parece haber quedado en un lejano segundo plano.

Palestinian President Mahmoud Abbas (AP/ Raad Adayleh)

Bien, pues están a punto de perder una más por no querer acudir a los encuentros que este mismo mes se producirán en Baréin y durante los cuales EEUU desvelará los aspectos económicos de su plan de paz