Antes de que fuera diezmada por la conquista de los árabes en el siglo séptimo, Shivta era una ciudad próspera donde se producía vino. Fue considerada durante mucho tiempo una ciudad clásica en la antigua ruta de las especias, pero ahora los arqueólogos creen que pudo haber sido una colonia agrícola bizantina.