Hace 3000 años, el Rey David reveló un secreto a su hijo, quien luego lo transmitió a su propio hijo, el Rey Jizkiyahu (Ezequías). Este Secreto no sólo que lo salvó de la muerte, sino que también le agregó varios años de vida. Hoy lo revelaremos…