El Departamento de Estado de EE.UU. anunció su decisión de cortar todos los fondos que le concede a la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA).