Wissam Hashlamoun/Flash90 Wissam Hashlamoun/Flash90
Mahmoud Abbas

La admisión de Fatah expone los ataques de Hamás contra los trabajadores humanitarios y el robo de suministros vitales, lo que genera una condena mundial.

Por Ephraim D. Tepler e Itamar Marcus, PMW

En una admisión increíble y poco común, Fatah ha corroborado lo que Israel ha estado diciendo todo el tiempo: que Hamás es responsable de los disturbios relacionados con la distribución de la ayuda humanitaria enviada a Gaza. Un presentador de televisión de Fatah informó que a lo largo de la guerra, Hamas ha estado cometiendo lo que es esencialmente un triple crimen: ha atacado y matado a trabajadores humanitarios para controlar la distribución de la ayuda, se ha robado los alimentos y el agua y ha provocado que los precios de los alimentos se disparen.

Presentador de televisión Awdah, dirigido por Fatah: “La persecución de Hamás a cualquier parte que sea una fuente para distribuir la ayuda [humanitaria] o asegurarla comenzó desde el comienzo de la guerra (es decir, la guerra de Gaza en 2023), así como Hamás persiguió a figuras conocidas y equipos de voluntarios sobre el terreno a mediados de octubre [2023]. Los atacó y mató a algunos de ellos por dos razones: en primer lugar, impedir cualquier actividad de cualquier [otro] partido en la Franja de Gaza; y en segundo lugar, garantizar el control de Hamás sobre la ayuda y su almacenamiento, lo que por supuesto conduce a estos precios locos e irreales que nadie puede pagar a la sombra de esta destrucción. Después de que la ocupación (es decir, Israel) bombardeara los almacenes controlados por Hamás, se hizo evidente la acumulación de toneladas de diversos alimentos y productos de ayuda sobre los que Hamás había asumido la exclusividad, en un momento en que la Franja de Gaza sufre hambre”.

Se muestra parte de una entrevista en Al-Jazeera TV de la Franja de Gaza:

Mujer de la Franja de Gaza: “La ayuda no llega a toda la gente”.

Reportero de Al-Jazeera TV: “Están llegando pocas cosas y ellos [Hamas] afirman que las están distribuyendo”.

Mujer: “Todo es para sus [propias] casas. Que Hamás me atrape, me dispare y me haga lo que quiera”.

[Comisión de Información y Cultura de Fatah, página de Facebook, 1 de abril, 2024]

Esta es una acusación condenatoria de Fatah, que expone las atroces acciones de Hamás contra los trabajadores de ayuda humanitaria y los civiles palestinos que necesitan alimentos. Las potencias mundiales se apresuraron a denunciar a Israel por una tragedia  que mató a varios miembros del personal de World Central Kitchen. Estas mismas autoridades y medios de comunicación deben ahora condenar a Hamas con igual vigor por su asesinato intencional de trabajadores humanitarios. Si no se condena a Hamás por asesinato intencional por parte de los países y marcos que condenaron a Israel por asesinato accidental, se expondría una vez más un flagrante doble rasero por parte de los organismos internacionales, y especialmente de los medios de comunicación, que lamentablemente ha acompañado a toda esta guerra.