Un miembro de la Knesset israelí dio un mensaje fuerte a los que creen que a los terroristas palestinos hay que tratarles con guantes de seda.

El miembro de la Knéset Bezalel Smotrich instó al gobierno de Israel que tome medidas para garantizar que ningún terrorista regrese con vida después de matar o de tratar de asesinar a judíos.

Desde septiembre de 2015, 32 personas han muerto por terroristas y 357 fueron heridos. Ha habido 188 apuñalamientos y ataques punzantes, 75 disparos y 39 ataques con coches.

Mientras que los grupos internacionales de derechos humanos han criticado que el estado judío lleva a cabo «ejecuciones extrajudiciales», el asesinato de civiles judíos continúa.






Donate to Israel