Un empleado árabe de alta tecnología en Israel. (YouTube/Captura de pantalla) (YouTube/Captura de pantalla)

Si bien las organizaciones antiisraelíes afirman que Israel es un estado de apartheid, los hechos sobre el terreno muestran algo que está lejos de serlo.

Desde Amnistía Internacional hasta Human Rights Watch, organizaciones llenas de odio que promueven las mentiras contra Israel, tratan de dibujar una imagen de la única democracia de Oriente Medio como un estado de apartheid que discrimina a su población árabe. Vamos, el mundo al revés.

La ridiculez de esta mentira se destaca por un reciente lanzamiento de un programa de $ 70 millones para promover el espíritu empresarial tecnológico en la comunidad árabe.

Mira cómo esta financiación ayudará a integrar a los árabes en la fuerza laboral tecnológica y lograr un cambio positivo.






Donate to Israel