Estos niños son únicos. Sus palabras, siempre tan cariñosas, emocionan a cualquiera. En esta ocasión, un grupo de niños del mundo mandaron cartas a los soldados heridos del Ejército de Israel.

Son únicos. Son preciosos. Son el futuro. Estamos en buenas manos.

Donate to Israel