Durante el exilio de 2000 años de la nación judía, los judíos estuvieron siempre presentes en su «hogar, en su dulce hogar», aunque no solos.

Dios le prometió a Abraham: «He dado esta tierra a tu descendencia» (Génesis 15:18).

De hecho, durante 1500 años, la Tierra de Israel sirvió como el hogar nacional del pueblo judío.

Luego, durante un exilio de dos mil años, los judíos de todo el mundo deseaban regresar a Jerusalem, el lugar donde se ubica el Templo Sagrado, y a Hebrón, el lugar de sepultura de Abraham y el resto de los antepasados.

Esta película satírica muestra la conexión milenaria del pueblo judío con la Tierra de Israel.

Fuente: Israel en Español, Canal de Youtube

Donate to Israel