Palestinian leader Mahmoud Abbas. (AP/Emrah Gurel) (AP/Emrah Gurel)

Abbas está dispuesto a rechazar 2.2 mil millones de dolares en transferencias de impuestos de Israel en 2019 en respuesta a la deducción por parte de Israel de 139.5 millones que la Autoridad Palestina planeaba usar para recompensar a los terroristas.

Por: Unidos con Israel y PMW

El presidente de la Autoridad Palestina (AP), Mahmoud Abbas, anunció que su régimen rechazará todos los ingresos fiscales que Israel transfiere a la Autoridad Palestina si Israel deduce la cantidad que la Autoridad Palestina utiliza para recompensar a los terroristas .

El anuncio llegó después de que el Gabinete israelí anunciara el domingo que Israel deducirá 139,638,000 de dolares este año de los fondos fiscales que de otra manera se transferirían a la Autoridad Palestina.

Según Palestina Media Watch (PMW), “Esta suma no incluye las recompensas financieras de la Autoridad Palestina a las familias de los terroristas muertos, los llamados ‘mártires’, o a los terroristas heridos. La deducción se realizará en 12 porciones mensuales de aprox. 11,636,500 millones / mes – casi 42 millones de shekels por mes”.

A principios de este mes, según informó PMW en base a declaraciones en Al-Hayat. Al-Jadida, el diario oficial de la AP, Abbas declaró que si Israel sigue adelante con las deducciones anunciadas, se negará a aceptar el resto de las transferencias, que son fondos que la población palestina necesita desesperadamente para mantener su economía viable.

El terrorismo es más importante que la prosperidad

En referencia a esta importante noticia, PMW concluyó: “[Este movimiento] confirma de manera concluyente que Abbas y la Autoridad Palestina dan prioridad a recompensar a los terroristas y asesinos en lugar de mejorar la vida de toda la población palestina. En lugar de aceptar que Israel se niegue a transferir 11.6 millones,  Abbas prefiere castigar a toda la población palestina al rechazar 174.5 millones de dinero de los impuestos, lo que beneficiaría a todos los palestinos”.

Dado que los impuestos recaudados por Israel representan aproximadamente el 50 por ciento del presupuesto operativo de la Autoridad Palestina, rechazar el resto de esta suma demuestra que Abbas está contento privando a su gente de las necesidades básicas.

Según PMW, “Abbas tiene la intención de probar y usar la táctica de empobrecer a la población palestina para presionar a Israel para que le transfiera el dinero que utiliza para el terrorismo. En segundo lugar, puede esperar que la comunidad internacional presione a Israel para que ignore su propia opinión. En tercer lugar, puede esperar que la comunidad internacional vuelva a subvencionar a la Autoridad Palestina. Junto con el apalancamiento financiero que Abbas espera obtener, también es posible que utilice la deducción y la consiguiente crisis que se generó, para provocar otra ola de terror”.

Las deducciones de Israel son exigidas por una ley aprobada el año pasado que obliga a congelar los pagos a la Autoridad Palestina si se niega a poner fin a su política de “pagar por matar” .

En respuesta a la ley, Abbas declaró en la televisión oficial de PA en octubre: “Desde 1965 hasta ahora, este asunto es sagrado para nosotros. Los mártires y sus familias son sagrados, [y también lo son] los heridos y los presos. Debemos pagar todos ellos. Si queda un centavo en nuestras manos, es para ellos y no para los vivos”.

Donate to Israel