Las fuerzas israelíes han tomando medidas enérgicas contra el terrorismo. Esta vez detuvieron a ocho árabes por incitar el terror y la planificación de asesinato.

Policías israelíes durante un arresto.  (Foto: Hadas Parush / Flash90)

Policía israelí durante un arresto. (Foto: Hadas Parush / Flash90)

Las fuerzas de seguridad israelíes detuvieron a ocho árabes de Jerusalem por los cargos de incitación, odio, antisemitismo y conspiración contra el Estado de Israel.

Los ocho están acusados ​​de usar las redes sociales como plataforma para difundir el odio y la incitación. Como parte de la lucha contra el terrorismo, la policía ha puesto en marcha una nueva campaña para frenar la incitación promovido por Hamas, Fatah y otros elementos terroristas en la capital.

Utilizando principalmente mensajes de Facebook, ilustraciones y clips cortos, los incitadores fomentan la violencia, incluyendo el terrorismo contra civiles. Algunos de los sospechosos publicó una foto de sí mismos con rifles y pistolas de asalto M16, muchas de las cuales cosechó muchos mensajes de apoyo en Facebook, dijo un portavoz de la policía. Los partidarios del terror han estado utilizando las artes, la música y los medios de comunicación para promover cualquier forma con el objetivo de matar judíos .

La policía confiscó computadoras, teléfonos celulares, materiales incitación, dispositivos multimedia y una granada durante las redadas nocturnas.

Una imagen de Hamas: "Jerusalén está sediento de sangre (Foto: MFA).

Una imagen de Hamas: «Jerusalem está sedienta de sangre.» (Foto: MFA)

Esta operación policial es parte de un proceso más amplio llevado a cabo por las fuerzas de seguridad de Israel para sofocar la violencia en la ciudad.

El más reciente ataque importante fue cometido por dos residentes árabes de Jerusalem que tomaron cuchillos de cocina y una pistola y masacraron a cuatro rabinos y a un policía druso en una sinagoga de Jerusalem.

La policía ha estado trabajando con unidades blindadas y especiales para prevenir los ataques y localizar a los terroristas.

El General Mayor de la Policía, Moshe Edry, ordenó a sus fuerzas a actuar enérgicamente contra toda provocación, afirmando que «el nivel de peligro de estos delitos es muy alta».

Un portavoz de la policía se comprometió a «continuar sus acciones profesionales para traer paz y seguridad a los residentes de Jerusalem».

Por: United with Israel