Fuerzas del Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) detuvieron a dos niños palestinos, de ocho años, cerca del asentamiento de Migdal Oz en Cisjordania (Judea y Samaria) que confesaron que iban a perpetrar un ataque terrorista.

“En un interrogatorio inicial los niños admitieron haber sido enviados, armados con cuchillos, para perpetrar un ataque terrorista”, señaló el Ejército de Defensa de Israel.

Ambos fueron detectados junto a la cerca de seguridad del asentamiento.

El vocero militar, teniente coronel Peter Lerner, precisó que los niños tienen tan solo ocho años.

“Cuando dos niños de ocho años son enviados en una misión para atacar a civiles israelíes es claro que la retórica de odio que se difunde dentro de la sociedad palestina abusa de las mentes más vulnerables”, puntualizó Lerner.

En la última ola de ataques palestinos, que ya lleva un año de duración, han sido asesinados 34 israelíes, dos estadounidenses, un eritreo y un palestino; en tanto que decenas de israelíes han resultado heridos. Algunos de los terroristas que perpetraron los ataques con arma blanca eran menores de once y trece años.

Alrededor de 236 palestinos y un jordano han muerto desde entonces, la enorme mayoría de ellos al perpetrar los ataques, el resto en violentos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

Fuente: Aurora

Donate to Israel