Veo un vídeo en Youtube. Un grupo de soldados israelíes junto a un vehículo militar. Frente a ellos un niño de unos cuatro años enarbolando una bandera palestina se acerca a los soldados. El comandante del grupo le extiende la mano a la criatura y estrecha la del niño ante los gritos

Netanyahu expresó su total indignación y consternación tras ver el videoclip en el que un padre palestino envía a su hijo a ser disparado por los soldados de las FDI. Las acciones inhumanas del padre no tienen ni nombre ni perdón.