israeli economy minister

(Foto: Oficina de Naftali Bennett)

El ministro de Economía, Naftali Bennett, se reunió el miércoles con el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, y otros dignatarios durante una visita a la sede de la UE en Bruselas. Aunque las conversaciones fueron agradables y constructivas, Bennett recordó a varios líderes europeos que Israel se niega a ser “señalado” por la crítica.

El ministro de Economía israelí Naftali Bennett se reunió con el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, en Bruselas para mantener unas conversaciones conciliatorias tras haber pasado una semana de la sesión explosiva en la Knesset.

Bennett prounció un severo discurso después de que Schulz, en su discurso del 13 de febrero Knesset, acusara a Israel de negar a los palestinos árabes el acceso pleno y equitativo al agua, citando afirmaciones palestinas. Schulz también exigió que Israel pusiera fin al sitio de Gaza.

Las cabezas frías prevalecieron el miércoles, una semana después del discurso de Schulz. Durante la reunión de una hora en Bruselas, el ministro de economía israelí y el presidente del Parlamento Europeo, sostuvieron conversaciones constructivas y acordaron trabajar juntos para fortalecer los lazos entre Israel y Europa. Ni Bennett ni Schulz plantearon la cuestión del agua.

“Europa es el principal socio comercial de Israel y tenemos que trabajar para avanzar en nuestras relaciones”, dijo Bennett durante la reunión.

israeli economy minister

Mientras que la conversación con Schulz se celebró en un ambiente positivo, Bennett hizo un breve comentario expresando su preocupación sobre lo que él llamó “el señalar de Europa” contra las empresas israelíes de Judea y empresas.

“Hay muchas zonas de conflicto en el mundo y no vamos a aceptar que Israel destaque”, declaró el ministro israelí.

Bennett se reunió con varios miembros del Parlamento y de la UE, entre ellos el vicepresidente de la UE Tajani, el Presidente del Comité de Asuntos Exteriores, Elmar Brok, el secretario general del PPE Antonio López-Istúriz, así como con sus homólogos griegos y británicos.

También asistió a reuniones con los dirigentes de la comunidad judía de Bélgica y con la delegación de Egipto. El Ministro de Economía de Egipto no asistió a la conferencia, pero Bennett habló con él por teléfono y acordaron reunirse pronto.

Tras la sesión, Bennett le dio Schulz una moneda de 2000 años de antigüedad que fue descubierta en la antigua ciudad de David en Jerusalem.

Autor: Gidon Ben-Zvi
Fecha: 24 de febrero 2014