Hebrón acoge a la comunidad judía más antigua en el mundo y es la segunda ciudad más sagrada de la religión judía después de Jerusalem.

Hebrón es la segunda ciudad más sagrada de la religión judía. En hebreo, el nombre de Hebrón viene de la palabra hebrea que significa Haver amigo, mientras que en árabe la ciudad se conoce como Beit al Chalil, lo que se traduce como la Casa del Amado. Este nombre es apropiado para la ciudad, porque Hebrón es el lugar de descanso de todos los amados patriarcas de Israel, así como de la mayoría de las matriarcas. Además, Abraham, el primer patriarca judío, es considerado un amigo de Dios, el creador del universo.

Hebrón en la Antigüedad

Hebrón es mencionado 87 veces en el Tanaj o Biblia hebrea. En el libro de Génesis habla en 23 ocasiones acerca de cómo Abraham compró un sepulcro en Hebrón para su esposa Sarah. Conocida como la Tumba de los Patriarcas, Abraham, Isaac, Rebeca, Ya’akov y Lea están enterrados allí. Rachel la esposa de Ya’akov está enterrada en Belén. La tradición judía sostiene también que Adán y Eva están enterrados en el mismo lugar. Hebrón fue también uno de los primeros lugares donde los patriarcas de Israel han residido al llegar a Canaán. Esto implica que la ciudad acoge a la comunidad judía más antigua del planeta.

Tras la conquista de Canaán, Josué asignó a Hebrón a la tribu de Judá. Después de la muerte del rey Saúl, el rey David subió a Hebrón, desde donde fue coronado rey, gobernando Israel durante siete años, hasta que logró conquistar Jerusalem y proclamar la ciudad santa como la capital eterna del pueblo judío. Durante la época del Segundo Templo (en torno al 20 AdC), el rey Herodes construyó una estructura sobre la Tumba de los Patriarcas, que parcialmente sigue en pie hasta nuestros días. Durante la revuelta judía contra Roma (alrededor de 130 AdC), Hebrón fue el escenario de una amplia lucha entre el pueblo judío y las autoridades romanas. Sin embargo, los judíos siguieron viviendo en Hebrón continuamente durante los períodos bizantino y árabe. Hay evidencia arqueológica, entre otras razones, por la existencia de sinagogas de la era bizantina, así como informes detallados de los viajeros, que dan testimonio de la existencia de una comunidad judía de Hebrón bajo el dominio árabe.

Hebrón en la época medieval

Sin embargo, cuando los cruzados invadieron la Tierra Santa, la antigua comunidad judía de Hebrón, fue expulsada de sus hogares. Según Benjamín de Tuleda, que viajó a Israel en 1170, Hebrón fue completamente destruida debido a los enfrentamientos que se produjeron entre los cruzados y las fuerzas de Saladino. El describe en su libro Los viajes de Benjamín: “Aquí hay una gran iglesia, llamada St. Abraham de la época cuando el país estaba todavía en posesión de los ismaelitas, siendo anteriormente una sinagoga judía”. Sin embargo, en la época de Najmánides, en 1267, se reportó la vuelta de algunos judíos a Hebrón. Sin embargo, en 1517, los judíos de Hebrón sufrirían un violento pogrom que incluyó el asesinato en masa, la violación y el saqueo de los hogares judíos.

Sin embargo, en el año 1540, cuando el rabino Jechiel Ashkenazi visitó Hebrón, había una considerable comunidad de judíos caraítas, que tenían su propia sinagoga. Ese mismo año, los exiliados judíos sefardíes de España emigrarían a Hebrón y establecerían la famosa sinagoga de Abraham Avinu, que existe hasta la fecha. A la sinagoga se le dio este nombre porque los informes de una leyenda dijeron que una vez que faltaba uno para completar un minián (10 varones judíos mayores de 13 años) y, en ese momento, el patriarca Abraham apareció en el interior de la sinagoga en persona con el fin de completar los 10 varones.

Nevertheless, by 1540, when Rabbi Jechiel Ashkenazi visited Hebron, there was a sizable community of Karaite Jews, who had their own synagogue. That same year, Sephardic Jewish exiles from Spain would immigrate to Hebron and establish the famous Avraham Avinu Synagogue, which still exists in Hebron to date. The synagogue was given this name because a legend reports that once when a minyan was lacking within the synagogue, the patriarch Avraham appeared inside the synagogue in person in order to make up for it.

Hebrón en la Edad Moderna

En 1775, la comunidad judía de Hebrón sufriría una acusación de libelo de sangre, donde judíos locales fueron falsamente acusados ​​de asesinar a un jeque local y se vieron obligados a pagar el dinero de su sangre como resultado, lo que afectó negativamente a la situación económica de la comunidad judía de Hebrón. Sin embargo, durante el período otomano turco, los judíos de toda la diáspora y otras partes de la Tierra de Israel se trasladarían a Hebrón, ya que era uno de los principales centros de la erudición judía en Israel antes del surgimiento del sionismo. Esta antigua comunidad judía seguiría existiendo en Hebrón hasta la masacre de 1929, durante los cuales sesenta y siete personas fueron asesinadas, y el resto fueron forzosamente expulsados ​​de la ciudad. Los judíos no serían capaces de volver a Hebrón hasta después de la guerra de 1967.

Actualmente Hebrón es el hogar de una gran comunidad judía en torno a la Tumba de los Patriarcas y durante el tiempo de la porción semanal de la Torá de Hayé Sarah, miles de judíos hacen la peregrinación anual a Hebrón, para estar cerca del lugar de descanso de Sarah la gran matriarca judía.

Por Rachel Avraham, escritora del equipo de United with Israel