Una nueva sala para personas infectadas con el coronavirus en un hospital israelí. (Flash90) (Flash90)

El personal médico está protegido de la exposición al coronavirus mediante el uso de un dispositivo de monitoreo continuo y sin contacto con el paciente.

Por Unidos con Israel

El Centro Médico Sheba de Israel está limitando la exposición al COVID-19 (coronavirus) de su personal médico mediante el uso de EarlySense, un dispositivo de monitoreo continuo sin contacto utilizado con pacientes aislados. La compañía está ubicada en Ramat Gan, en el centro de Israel.

«Estamos haciendo todo lo posible para brindar a los pacientes atención y comodidad de calidad, al tiempo que minimizamos el peligro que el COVID-19 representa para nuestros profesionales de la salud y para el público», dijo el director médico del Centro Médico Sheba , Dr. Eyal Zimlichman, en un comunicado. «Agradecemos a EarlySense por responder una llamada abierta de nuestro centro de innovación ARC para tecnologías y proporcionar su sistema de monitoreo de pacientes sin contacto. Junto con protocolos adicionales, estamos bien preparados para atender a nuestros pacientes aislados de COVID-19».

El dispositivo monitorea la frecuencia respiratoria, la frecuencia cardíaca y el movimiento sin la necesidad de estar en contacto personal con un paciente. Ofrece detección temprana de cualquier cambio clínico con contacto directo para que la atención urgente pueda administrarse más rápidamente. 

El dispositivo utiliza un sensor colocado debajo del colchón del paciente y proporciona datos continuos en tiempo real a una pantalla fuera de la habitación del paciente. Nada toca el cuerpo del paciente, incluidos los cables, lo que hace que el cuidado sea más cómodo y reduce la posibilidad de propagar el coronavirus, que puede vivir en superficies por hasta 12 horas.

«A medida que el coronavirus continúa propagándose por todo el mundo, los centros de salud tienen el desafío de cuidar eficazmente a los pacientes y al mismo tiempo mantener al personal a salvo de la exposición», dijo Matt Johnson, CEO de EarlySense. «El monitoreo continuo sin contacto aborda este equilibrio, brindando al personal clínico una imagen completa de la salud del paciente y minimizando efectivamente la necesidad de ingresar a áreas aisladas».

Según la compañía, hasta la fecha, la tecnología EarlySense está instalada en más de 40,000 camas de pacientes en hospitales y centros de cuidados intensivos.

«Estamos preparados para ayudar a los hospitales y centros de enfermería especializada a replicar lo que hemos hecho con Sheba, para el cuidado y la seguridad de los pacientes y el personal», agregó Johnson.

Donate to Israel