Jewish prayer at the Western Wall in Jerusalem. (Hadas Parush/Flash90) (Hadas Parush/Flash90)
Old City Jerusalem

Israel cerró de golpe lo que llamó una «hipócrita» resolución de la UNESCO que expresa su «profunda preocupación» por la actividad israelí en la ciudad vieja de Jerusalem y el Monte del Templo.

Israel critica una decisión inminente sobre Jerusalem por las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), diciendo que ignora los lazos judíos y cristianos en la ciudad bíblica.

Varios estados árabes presentaron un proyecto de resolución a la UNESCO que condena a Israel por las excavaciones arqueológicas en la Ciudad Vieja de Jerusalem, para la construcción de una línea de tren ligero cercano que dice causó daños y arruinó su «integridad visual».

Un oficial de la UNESCO dice que la resolución se debe adoptar el miércoles.

La ciudad Vieja de Jerusalem y sus murallas se presentaron primero en la lista de sitios del patrimonio mundial en peligro de extinción por Jordania en 1982. Desde entonces la UNESCO, concretamente, el Comité del Patrimonio Mundial, revisa periódicamente los sitios en la lista.

En su último período de sesiones anual en Bonn, Alemania, el Comité del Patrimonio Mundial reafirmó una resolución presentada por Argelia, Líbano y Qatar que expresó su «profunda preocupación por la persistencia de las excavaciones y obras ilegales llevada a cabo por las autoridades de ocupación israelíes y los grupos de colonos extremistas en la Ciudad Vieja de Jerusalem y en ambos lados de sus murallas».

El Ministerio de Relaciones Exterioresm en palabras de su Director General Dore Gold israelí criticó la resolución de la UNESCO, señalando que sólo se refiere al Monte del Templo como un «sitio sagrado de los musulmanes» y «ignora deliberadamente la conexión histórica entre el pueblo judío y su antigua capital», así como la conexión del Cristianismo con Jerusalem.

«A medida que los sitios del patrimonio histórico de esta zona están siendo destruidos sistemáticamente por las fuerzas yihadistas, como el Estado Islámico en Siria e Irak, la adopción de absolutamente falsas acusaciones sobre prácticas arqueológicas israelíes de la UNESCO está fuera de lugar y es hipócrita, en el mejor de los casos», dijo Gold. «La resolución está llena de distorsiones y está totalmente desconectada de la realidad sobre el terreno».

Israel capturó la zona de Jordania en la guerra de 1967, y protege a todos los lugares sagrados de todas las religiones.

Por: JNS.org y AP.