Los hospitales de Jerusalem y Ashdod anunciaron hoy que no recibirán más pacientes con coronavirus debido al colapso sanitario, ya que se ordenó a los centros médicos de todo el país que se preparen para una fuerte ola de cientos de casos graves antes de fin de mes.

Esa situación parece mucho más lejana de lo que realmente está en el tiempo y hoy en día el “logro” de Israel es absolutamente inverso. Se ha convertido en el primer país del mundo en cantidad de nuevos infectados confirmados cada 24 horas, en proporción a su población.