Según los reportes, el ministro de Exteriores de Omán, Yusuf bin Alawi bin Abdullah habría sido llamado por los ayatollahs para explotar la posibilidad de oficiar como mediador, y se ha reunido con funcionarios norteamericanos para reducir las tensiones entre Estados Unidos y la República Islámica.