Ayatollah Ali Khamenei

Hatami calificó la reunión con Assad como “muy buena” y apuntó que “el eje de la resistencia está preparado y listo para responder siempre ante cualquier ataque contra Siria”.