Ayer por la noche y esta mañana cayeron las primeras gotas de lluvia sobre el Estado de Israel, anunciando el inicio de la temporada fría del año.

Nuestros Sabios nos enseñan que la bendición de HaShem alcanza para que todos ganen y nadie pierda, ya que es infinita. Así, orar en plural nos entrena a superar nuestro egoísmo, y refuerza nuestra sensibilidad hacia los demás.