Tras su considerable fracaso, los activistas anti-israelíes intentaron perturbar el concierto ondeando banderas palestinas y gritando "fuera, fuera".

Varias de las organizaciones y miembros de la flotilla tienen vínculos con Hamás. Se trata de un bloqueo legal, por lo que los únicos infractores son los “flotilleros”. El buque insignia fue interceptado y remolcado a puerto

El Pleno del Ayuntamiento de la ciudad de Madrid aprobó por unanimidad la propuesta presentada por el partido Ahora Madrid para condenar a Israel por lo sucedido en el conflicto con Palestina.