El último episodio lo vemos estos días. España ha sido uno de los países más activos en la campaña de desprestigio a Israel por no vacunar a la población palestina. Las vacunas de Pfizer ni Moderna llegan a España. Ni tampoco la vacuna contra el virus del antisemitismo.

El último episodio lo vemos estos días. España ha sido uno de los países más activos en la campaña de desprestigio a Israel por no vacunar a la población palestina. Las vacunas de Pfizer ni Moderna llegan a España. Ni tampoco la vacuna contra el virus del antisemitismo.

Tras su considerable fracaso, los activistas anti-israelíes intentaron perturbar el concierto ondeando banderas palestinas y gritando "fuera, fuera".

Varias de las organizaciones y miembros de la flotilla tienen vínculos con Hamás. Se trata de un bloqueo legal, por lo que los únicos infractores son los “flotilleros”. El buque insignia fue interceptado y remolcado a puerto

Justamente España, con su larga y problemática historia que tenemos en común, se ha convertido en uno de los países de Europa con una fuerte presencia oficial del BDS en gran parte de las autoridades municipales.

El Pleno del Ayuntamiento de la ciudad de Madrid aprobó por unanimidad la propuesta presentada por el partido Ahora Madrid para condenar a Israel por lo sucedido en el conflicto con Palestina.